¿Qué es un asesor inmobiliario?

Lo que no hacen es comprar o vender propiedades.

Los  asesores inmobiliarios brindan valiosos consejos a los clientes sobre la venta y el desarrollo de propiedades. Los asesores de bienes raíces generalmente trabajan con inversionistas de bienes raíces comerciales en lugar de compradores y venderores residenciales. 

Rasgos de un buen asesor inmobiliario

Un profesional inmobiliario debe contar con una serie de habilidades que son las que le permitirán conseguir el éxito en su trabajo. Estas son algunas:

¿Qué hace un asesor inmobiliario?

Los asesores inmobiliarios guían las decisiones de los clientes en base a una amplia investigación y experiencia en la industria. El primer paso es tener una reunión inicial con el cliente para discutir los objetivos primarios y secundarios. Cuando se definen los objetivos, un asesor inmobiliario formula un plan para lograrlos de la manera más rentable.

El papel exacto de un asesor inmobiliario depende del tipo de cliente con el que trabaja. Por ejemplo, los consultores que trabajan en un proyecto de desarrollo inmobiliario a menudo son contratados incluso antes de que el terreno esté asegurado. El cliente confía en el asesor inmobiliario para confirmar la viabilidad de la inversión. El consultor hace esto visitando el sitio de trabajo propuesto, reuniéndose con profesionales inmobiliarios locales y analizando las tendencias del mercado.

Perfil de un asesor inmobiliario

Hay dos tipos de perfiles:
1.- Asesor inmobiliario independiente (trabajar por su cuenta) con los gastos y gastos que esto supone.
2.- Ser un socio inmobiliario socio de una marca comercial.

Hay numerosas ventajas que ofrece pertenecer a alguna marca comercial.
La más importante es el ahorro de costes e infraestructuras necesarias para poner en marcha el negocio.

Un asesor inmobiliario independiente deberá realizar prácticamente todo solo, es decir, elaborar el plan de negocio inmobiliario, el plan de marketing inmobiliario digital, crearse su propia página web, contratar un buen software inmobiliario, planificar la promoción de la marca, del catálogo de inmuebles y un largo etcétera.

En caso de pertenecer a una marca inmobiliaria consolidada, muchos de estos procesos nos vienen dados o simplificados. Se trata de franquicias inmobiliarias con muchos años de experiencia que cuenta con una amplia veteranía en la implantación de nuevas oficinas y en desarrollo de negocios inmobiliarios.

Diferencias de un asesor inmobiliario

¿Cuáles son las diferencias entre un asesor inmobiliario y un agente inmobiliario?

La principal diferencia entre un asesor inmobiliario y un agente inmobiliario es la capacidad de vender propiedades. Un agente de bienes raíces puede ser un agente de listado de bienes raíces, que es esencialmente un vendedor de bienes raíces que ayuda al propietario a vender una casa, por lo que recibe una comisión del precio final. Pueden dividir esta comisión con el corredor de bienes raíces que supervisa la agencia de bienes raíces o el corretaje con el que están afiliados.

Los agentes inmobiliarios también pueden ser agentes de compradores que conectan a los posibles compradores con bienes raíces locales o propiedades comerciales para la venta y administran la venta de la casa. Un asesor inmobiliario, en comparación, no está involucrado en el proceso de venta y no recibe comisión por su trabajo; en cambio, brindan asesoramiento e información financiera a sus clientes.

Un asesor y consultor inmobiliario podría usar su experiencia para ayudar a su cliente a decidir si vender un activo inmobiliario o agregar más bienes inmuebles a su cartera es una buena idea desde un punto de vista financiero. Sin embargo, una vez que se toma la decisión, un agente de bienes raíces puede ayudar al mismo cliente a determinar la valoración adecuada de la propiedad, manejar la comercialización de la propiedad y desempeñar un papel clave en cualquier negociación de contrato.

 

Sigue nuestro Blog para más información o ve a Nuestro Facebook y entérate de más noticias y tips.

Autor