Los fraudes inmobiliarios se han mantenido entre las 10 principales quejas presentadas ante PROFECO. Si observas lo siguiente, quizá estás frente a un fraude inmobiliario.

Si estás pensando en comprar una casa, algo que debes saber es cómo evitar un fraude inmobiliario, reconocer las señales de estos fraudes es necesario para proteger tu inversión. Descubre cómo evitar estafas inmobiliarias, los tipos de fraude más comunes y algunos tips para no caer en ellos.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, el fraude inmobiliario le cuesta a compradores y vendedores más de 600 millones de pesos cada año.
 
Para ayudarte a evitar situaciones desagradables, compartimos contigo los tipos de fraude inmobiliario más comunes en México, descubre las señales y consejos para ayudarte a evitarlo.
Fraudes Inmobiliario

¿Cuáles son los tipos de fraudes inmobiliario más frecuentes en México?

Ofertas a las que no te puedes resistir

El “bueno, bonito y barato” no es una frase confiable en el entorno inmobiliario en México. Los fraudes en este sector a menudo se cuelan en las redes sociales o incluso en sitios de clasificados de renombre bajo la apariencia de excelentes oportunidades. 

Una recomendación importante para prender focos rojos tiene que ver con el precio de la vivienda, si está muy barata, siempre duda.

Por ejemplo, si el precio de la casa o departamento que te interesa está 10% o más abajo que los precios del mercado para inmuebles similares al que te gustó, se debe tomar como una señal de alerta.

“Desconfía de los inmuebles con fotos atractivas y precios de ganga debido a que son remates hipotecarios. Si bien es cierto que los remates hipotecarios pueden ofrecer descuento de hasta 60% del valor original de los inmuebles, se trata de operaciones con muchos riesgos”.

Solicitud de pagos anticipados

Los estafadores usualmente solicitan transferencias bancarias para apartar una vivienda, siendo esta la primera señal de alerta ante un fraude. 

En este modus operandi, se pide un depósito de por lo menos el 10% del valor total de la supuesta propiedad en venta, sin que se haya realizado la visita al inmueble ofertado o se haya hecho un trato formal. Dicho anticipo es solicitado con el pretexto de que existen varios compradores interesados en la propiedad y que ese dinero marcará la diferencia entre tú y ellos.

Una forma de cómo evitar estafas inmobiliarias es saber que un depósito anticipado deberá hacerse siempre y cuando esté establecido en el contrato de compraventa.

Anuncios de propiedades que no existen

Algunas veces los estafadores anuncian propiedades que no existen, utilizando fotos de inmuebles de sitios de internet que en nada se parecen a las demás propiedades de la colonia a la que pertenecen. 

Si un anuncio no tiene fotos tanto del exterior como del interior del inmueble, lo más probable es que sea falso. No te conformes con las fotos de la propiedad y trata de agendar una cita para conocer el inmueble en persona, antes de cerrar cualquier trato. 

Ausencia de contratos de compraventa

Otro fraude inmobiliario común en México está relacionado con los contratos. Un contrato de compraventa es el documento que da legalidad a la transacción. Con él puedes asegurarte de que no estás siendo víctima de ninguna estafa, tanto si eres comprador como vendedor. 

Si el supuesto vendedor se niega a elaborar un contrato de compraventa formal, lo más probable es que se trate de un fraude inmobiliario. Por ningún motivo deberás continuar con la compra. 

Este documento siempre incluye todo lo acordado por ambas partes y la firma del contrato se debe llevar a cabo frente a un notario público. Además, este documento debe ser revisado por tu abogado o tu asesor inmobiliario con anterioridad.

Documentación falsa o incompleta

Otro fraude inmobiliario recurrente es la presentación de documentación falsa. Algunos estafadores pueden recurrir a utilizar un documento falso para comprobar la propiedad de un inmueble. 

Si quieres revisar la legitimidad de la documentación, puedes revisar si está inscrito en el Registro Público de la Propiedad. En este mismo lugar podrás ver quien es el dueño del inmueble y cuál es el estado jurídico actual del mismo.

Sigue nuestro Blog para más información o ve a Nuestro Facebook y entérate de más noticias y tips.

Autor

Escribir un comentario